Hierve tu sangre naranja, no dejes derramarla

con lágrimas del día, será tu suave ternura

quién nos da cada día.

 

Hermoso, altivo un rayo de sol te ilumina

con tu corazón tan suave y aromático

quién nos acompaña a mediodía.

 

Tienes tu color de las amigas inolvidables

con ellas sientes tu amor de toda una vida

quién nos une a través del tiempo.

 

Tienes una luz que brilla al más allá

con ella embelleces tu desafiante ramo

 quién nos irradia su pureza.